Light Blue Pointer

Marcada (Guardianes del Alma #1)


Kara Nightingale tiene dieciséis años, no es popular, es rara y definitivamente ordinaria—hasta que un día la atropella un autobús y muere…

En segundos, su vida cambia de ordinaria a extraordinaria cuando despierta en un misterioso mundo con una nueva carrera—como una novata en la Legión de Los Ángeles Guardianes. Kara es succionada hacia un mundo sobrenatural donde los monos operan los elevadores, los oráculos caminan sobre bolas de cristal gigantes y los demonios se alimentan de las almas de los humanos. Cuando un niño Elemental es secuestrado, Kara es enviada a una riesgosa misión y se ve envuelta en una situación más peligrosa y mortal de lo que alguna vez pudo haber imaginado.
Marcada (Guardianes del Alma #1)

Título original: Marked (Soul Guardians #1)

Autora: Kim Richardson

Publicado por primera vez en Marzo del 2011

Edición actual de Kindle publicada en Diciembre del 2014 por Riverbend Press

206 páginas en esta edición

Historia ganadora del premio "Favorito de los lectores" (2011) en readersfavorite.com

Goodreads | Amazon | Blog de la autora | Página oficial de la autora



La historia de Marcada se centra en la vida después de la muerte de Kara, su personaje principal, y en cómo se convierte en un Ángel Guardián. No es una lectura para nada pesada, tiene bastante humor y se puede leer con rapidez, destinada a un público adolescente que probablemente esté comenzando en el mundo de la literatura.

Sus protagonistas son adolescentes típicos, personajes que consideré bastante planos y predecibles; hasta cierto punto la historia en sí es fácil de adivinar si uno se fija un poco en los detalles. Nada está
demasiado escondido.

David es el suboficial de la protagonista en el momento de convertirse en Ángel Guardián, una especie de mentor con mala fama dentro de la Legión. A él lo encontré más estereotípico que irritante, es ese chico malo que odia seguir las reglas y se comporta de manera inadecuada solamente para ocultar sus verdaderas emociones. No hay nada más allá de eso.

Kara también es un personaje bastante soso, una chica confundida al morir que se acostumbra a todo muy rápido, que sigue órdenes a menudo sin preguntar y se hace la malhumorada la mayoría del tiempo.

El romance entre ellos dos es algo que se ve apenas se conocen, surge de manera tan espontánea y antinatural que se siente forzado desde la primera vez que hablan. El resto de las interacciones entre ambos apunta casi exclusivamente a una futura relación amorosa, casi como si fueran adolescentes hormonales (sin serlo, claro, porque los ángeles están muertos y no tienen hormonas, ¿no?).

La narración es muy fresca y cómica, sí, pero en ciertos puntos se torna un tanto aburrida, casi ingenua. Esto es algo que probablemente no moleste al público al que va dirigido, adolescentes que ronden la edad de Kara (unos 16 años); pero se puede tornar molesto en ocasiones para quienes están acostumbrados a un tipo de lectura menos ligera.

Hay cosas que simplemente nunca tienen explicación, como el por qué los elevadores son operados específicamente por primates (a menos claro de que sea una referencia que no logré entender).

A pesar de todos los puntos que acabo de mencionar, la historia tiene bastantes aciertos que no podría dejar a un lado por nada del mundo.


Las referencias acertadas de la autora son un punto a favor para aquellos que adoramos encontrar cosas que ya conocemos en nuevos mundos fantásticos. Las órdenes de ángeles, el uso de la sal contra demonios y el agua como conexión entre el mundo de los vivos y los muertos son algunas de las cosas que reconocí en la historia y que, a pesar de que sean comúnmente utilizadas en esta temática, complementan de manera positiva la trama.

Lo que más me llamó la atención de Marcada desde que comencé a leerlo fue cómo se veía. Parece muy extraño decirlo, pero al leer la historia lo que más recordé fueron los escenarios tan cuidadosamente pensados. Desde oráculos que se transportan haciendo equilibrio en bolas de cristal y esquivando torres de libros, hasta un desierto de arena roja y sal que se convierte en el escenario de cientos de ángeles entrenando con armas que brillan con luz propia, Marcada muestra que el punto fuerte de Kim Richardson es lo visual.
Me repetía una y otra vez "esto no puede ser un libro, debería ser una película" y cuando comencé a investigar un poco a la autora todo tuvo sentido.
Richardson estudió animación 3D y durante mucho tiempo trabajó como supervisora de animación en una compañía de efectos visuales; por 14 años estuvo trabajando en películas de Hollywood hasta que se retiró para escribir. A toda esta experiencia se le suma el magnífico book trailer que ella misma realizó:

Los invito también a echarle un vistazo a los bocetos del mismo, especialmente si están interesados (como yo) en temas de ilustración, modelaje 3D y animación.

El final de la historia, si bien se veía venir desde mucho antes, le añade un poco más de sentido a la trama. Deja todavía muchas preguntas sin responder, las cuales espero que se tomen en cuenta en los siguientes libros de la saga, y da pie al inicio de una historia nueva o al menos una continuación. Cabe destacar que, como muchos eventos en este libro, la última parte ocurre abruptamente y el lector no ha terminado de digerir una cosa cuando otra la reemplaza.

En resumen, recomiendo Marcada a aquellas personas que estén comenzando con la lectura y necesiten algo ligero, también a todos los que adoren esa parte visual de las historias tanto como yo. Pero si te cansas con facilidad al encontrarte con personajes poco construidos, historias predecibles y romance forzado no lo leas.

Esta historia se merece tres globitos

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.